Lo conseguimos

Lo conseguimos

Hace unas semanas, se producía uno de los momentos por los que tanto hemos luchado todos los miembros de la organización, y por el que el esfuerzo a merecido la pena.

A las 5:10 de la mañana del pasado 25 de junio, se abrían las puertas de llegadas de la T2 en Barajas, y apareció nuestro protagonista, asustado, con los ojos abiertos, y descubriendo un mundo que a sus tres años, cualquier niño español conoce. Y es que el niño Jairo, ayer por fin piso nuestro país, su país.

Llegada Jairo 2

 

Porque después de toda la pelea que hemos dado, nos sentimos muy orgullosos de que este maño (pese haber tenido la desgracia de nacer en una cárcel de Lima), puede saber lo que es ir a la escuela, tener un amigo, ir a un parque o tomar un helado. Porque siempre nos negamos a que por un delito cometido por su madre, el fuera quién pagará las consecuencias.

Llegada Jairo 3

Ahora que empiezas una nueva vida Jairo, te diremos que gracias a mucha gente que no conoces y que nunca conocerás, pudiste volver a ser un niño más. Hoy te diremos lo que lucho El Defensor del Pueblo, lo que se movilizó El Heraldo de Aragón, la cantidad de llamadas y visitas que te hizo Martín Castillo, los juguetes que te llevaron Antonio y Manolo, y el madrugón que se pegaron Nuria y José María para irte a buscar al aeropuerto y llevarte a Atocha. Y todo a cambio de tu sonrisa.

Gracias Jairo, Gracias Campeón.

Realidad, no ficción.

Realidad, no ficción.

Hay veces que la realidad supera la ficción, y ayer fue uno de esos momentos, aunque fuera por casualidad.

Ayer por la noche, en horario de prime time, Antena 3 emitía el segundo capítulo de la serie La Embajada, que para el que no lo sepa, narra las peripecias de la familia del embajador español en Tailandia. Pues en el episodio de ayer, la hija de este era detenida, y era ingresada en una cárcel de Bangkok. La protagonista se encuentra al entrar la dureza penitenciaria de aquel país, y que todo, absolutamente todo, tiene un precio. Pero lo que más la sorprende, es que entre las miles de internas, se encontraba una española, sobreviviendo sin la ayuda de nadie.

ina

 

A esa misma hora de ayer, pero en Tailandia, sin ser ficción, ni cuentos ni series, la única española que cumple condena en un penal de aquel país, recibía la visita de Aina, una voluntaria de +34, a la que nunca la podremos agradecer todo lo que hace por la gente.

Porque Nieves, no es un personaje de una serie en horario de máxima audiencia, sino una albaceteña de 57 años, que cumple una CADENA PERPETUA desde el 2010 en uno de los peores lugares del mundo, por llevar 3kg de metanfetaminas.

Porque tal vez Nieves, el único problema que tuvo fue ser manchega ó no haber sido la mujer de un presentador famoso, y así no quedara en el olvido. Tal vez, mientras millones de espectadores se sobrecogían con lo que le pasaba a una actriz en una serie de ficción, solo unos pocos nos preocupamos por la de verdad, por la española de carne y hueso, y que gracias a gente como Aina, ayer tuvo un día especial.

 

 

HEROÍNAS en humanidad

HEROÍNAS en humanidad

Cuando a principios de este año, José, un asturiano de más de 60 años, fue detenido en una localidad al norte de La India llamada Maharajganj, empezaba una pesadilla por varios motivos, las condiciones humanitarias dentro de las cárceles de aquel país y  la lejanía de aquella ciudad, ya que Nueva Delhi esta a casi 1000 kilómetros de allí.

Después de buscar durante meses a españoles que vivieran cerca de aquella zona para poder visitarlo, y con una familia en Asturias, que nos llamaba todas las semanas pidiéndonos ayuda, el pasado 12 de octubre, gracias a las redes sociales y a la voluntad de mucha gente de querer ayudar sin otra recompensa que la de sentirse útil por ello, se produjo el milagro.

Ayuda India

A través de Facebook, nos llegó un mensaje ese día, de tres chicas, educadoras sociales de Barcelona, que estaban cruzando ese país, y se ofrecían para poder visitar y ayudar a los españoles que allí se encontrasen. Cuando las dijimos la existencia de José, sólo hubo un pequeño problema, y es que ellas pasarían a más de 600 kilómetros de allí, lo que significaba casi dos días de viaje por las carreteras indias.

Pero la voluntad de estas auténticas HEROÍNAS, por ayudar a “nuestro” asturiano en el fin del mundo, hizo que no se lo pensaran dos veces y decidieran poner rumbo a Maharajganj. Mientras ellas llegaban, empezaba nuestra labor de buscar contactos en aquella prisión, para que una vez allí, pudieran entrar y darle un abrazo, que como en todos los casos es lo más necesitado, a parte de medicinas y alimentos.

 

Puerta carcel

Hoy, Cristina, Paula y Aina, son las únicas que habrán podido ver la cara de asombro de José, cuando se haya acercado por ese pasillo oscuro y haya visto, cómo tres HEROÍNAS, decidieron cambiar el rumbo de su viaje, por poder llevarle ayuda y esperanza, a alguien que pensó que lo había perdido todo. Hubo risas, lágrimas, abrazos, preguntas, muchas preguntas, pero sobretodo hubo humanidad, algo que por desgracia estamos escasos hoy en día.

Tu vuelta nuestro mejor regalo

Tu vuelta nuestro mejor regalo

Hace dos semanas, que uno de nuestros voluntarios tuvo la ocasión de disfrutar uno de esos momentos únicos que la vida te regala muy de vez en cuando. Fue él, quien comunicó a una española gravemente enferma, que esa misma mañana, un juez había decidido firmar su expulsión del país, para que pudiera volver a su Valencia natal a luchar por su vida.

Con esa noticia, ella nos alegró el día a todos los que formamos nuestra Fundación, y a una familia en las tierras del Turia que lleva años esperándola. Ella no sabía que con ese regalo nos era suficiente para hacernos felices, pero cuando el pasado domingo fuímos a visitarla antes de su salida hacia la libertad, nos dejó sin palabras y con los ojos vidriosos, puesto que con el poco dinero que tenia había decidido gastarlo en un regalo, que nos dedicó a todos aquellos españoles que ayudan por cualquier parte del mundo a todos sus compatriotas.

Gracias Mónica, tú para nosotros eres +34, tú para nosotros eres…ESPAÑA!!!

‪#‎NuncaOlvidados‬

Español ejemplar

Español ejemplar

Pocas veces podemos poner buenos momentos o buenas noticias, porque por desgracia son muy pocas las que llegan a nosotros. Pero la semana pasada, tuvimos uno de esos días en los que todos los que estamos en la Fundación nos sentimos felices y orgullosos de nuestro esfuerzo y nuestro trabajo.

Nuestros voluntarios son nuestro orgullo

Nuestros voluntarios son nuestro orgullo

Cuando un día laborable, una canaria, un catalán y un asturiano, se van con una furgoneta llena de ropa, sillas, mesas, etc a una zona desértica, en medio de la nada, y se están durante cuatro horas visitando toda una cárcel con casi 250 españoles en su interior, sabiendo las duras condiciones de vida que allí están padeciendo, y pese a todo, tienen el arresto y el coraje de transmitirles “esperanza”, eso para nosotros es +34, algo más que un prefijo telefónico.

Nuestro compromiso

Nuestro compromiso

Hace poco nos llego a nuestro correo una carta de una persona que no entendía porque defendíamos a los españoles presos en el extranjero, puesto que eran culpables de un delito y tenían que pagar por ello, olvidándonos de donde hubieran nacido.

Hoy toca ser felices

Hoy toca ser felices

No todo son malas noticias ni duras historias para nosotros, aunque por desgracia suele ser lo más normal, puesto que la dureza que viven los españoles presos en el extranjero hace que normalmente las informaciones que demos no sean precisamente buenas.

Carta de despedida

Carta de despedida

Cuando durante el periodo más difícil de tu vida, llega el momento que tanto has deseado escuchar durante años, la palabra libertad asociada a tu nombre, llega también uno de los momentos más duros para los nuestros, el adiós. Aquí os dejamos la carta de uno de ellos que nos dejó hace un par de meses tras volver de Colombia, y la foto de una bandera firmada por todos sus compañeros, que le regalaron antes de su salida a otro español en una cárcel de Lima.