Realidad, no ficción.

Realidad, no ficción.

Hay veces que la realidad supera la ficción, y ayer fue uno de esos momentos, aunque fuera por casualidad.

Ayer por la noche, en horario de prime time, Antena 3 emitía el segundo capítulo de la serie La Embajada, que para el que no lo sepa, narra las peripecias de la familia del embajador español en Tailandia. Pues en el episodio de ayer, la hija de este era detenida, y era ingresada en una cárcel de Bangkok. La protagonista se encuentra al entrar la dureza penitenciaria de aquel país, y que todo, absolutamente todo, tiene un precio. Pero lo que más la sorprende, es que entre las miles de internas, se encontraba una española, sobreviviendo sin la ayuda de nadie.

ina

 

A esa misma hora de ayer, pero en Tailandia, sin ser ficción, ni cuentos ni series, la única española que cumple condena en un penal de aquel país, recibía la visita de Aina, una voluntaria de +34, a la que nunca la podremos agradecer todo lo que hace por la gente.

Porque Nieves, no es un personaje de una serie en horario de máxima audiencia, sino una albaceteña de 57 años, que cumple una CADENA PERPETUA desde el 2010 en uno de los peores lugares del mundo, por llevar 3kg de metanfetaminas.

Porque tal vez Nieves, el único problema que tuvo fue ser manchega ó no haber sido la mujer de un presentador famoso, y así no quedara en el olvido. Tal vez, mientras millones de espectadores se sobrecogían con lo que le pasaba a una actriz en una serie de ficción, solo unos pocos nos preocupamos por la de verdad, por la española de carne y hueso, y que gracias a gente como Aina, ayer tuvo un día especial.

 

 

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario